La crisis mundial de suministros y encarecimiento del precio de la electricidad sitúan a la construcción industrializada como la primera alternativa del sector

La ‘tormenta perfecta’ (crisis mundial de suministros y encarecimiento del precio de la electricidad) que padecemos, en estos momentos, a nivel mundial, ha posicionado a la industrialización como un modelo más atractivo que la construcción tradicional. Esta es una de las grandes reflexiones que ha realizado la compañía The Prototipo Company (TPC) -filial de Urbania- en el marco del 17º Salón Inmobiliario del Mediterráneo (SIMED), que se celebra estos días en Málaga. TPC es una de las principales compañías especializadas en la construcción industrializada en España y cuenta con una fábrica de 6.000 m2.

El “preciso control de los costes” y “la aceleración de los plazos de entrega” que permite la construcción en fábrica -frente a la obra tradicional- y “el menor consumo energético” (un 40% menos de agua y electricidad); así como su “claro compromiso con la sostenibilidad” (reducción del 60% de la huella de carbono) son las tres grandes razones -según los expertos de TPC- por las que la industrialización se ha convertido en un modelo “más interesante” para promotores e inversores.

“La Costa del Sol tiene potencial para convertirse en un referente nacional en industrialización por el elevado volumen de vivienda que está desarrollando. Sin duda, una gran oportunidad para que Andalucía se convierta en la fábrica de viviendas de Europa”, explica Jeffrey Sújar, CEO de la compañía, que ha sido uno de los protagonistas de la mesa redonda Vivienda industrializada (del concepto a la realidad). “La tendencia es imparable y todos los actores del sector, presentes hoy en esta feria, estamos viendo -de primera mano- el interés de promotores e inversores por esta nueva manera -más sostenible y eficiente- de hacer las cosas”, añade.

La colaboración público-privada del Reino Unido, el ‘espejo’ donde mirarnos

A pesar del crecimiento de la construcción industrializada en toda Europa, el volumen en España es todavía minoritario: representa tan solo un 2% del sector, aunque se espera que alcance el 40% en la próxima década (2030). A día de hoy, Reino Unido es el “buque insignia europeo en industrialización”, según Jeffrey Sújar, gracias a la decidida apuesta británica por un “modelo colaborativo, real, entre Administración Pública y empresa privada”. Un ejemplo de colaboración que, a juicio del CEO de TPC, debe ser “el ‘espejo’ en el que se debe mirar nuestro país”. “España debe ser un país ambicioso: si hacemos las cosas bien, podemos aspirar a ser una de las grandes fábricas de viviendas industrializadas de Europa y situarnos entre los países punteros en cuantos al grado de implementación de esta tecnología”, concluye.

Cuatro ‘prototipos’ en el Pabellón de la Construcción Industrializada

The Prototipo Company participa hasta el sábado en la feria -día en que SIMED cerrará sus puertas- con un llamativo stand de 140 m2, titulado Pabellón de la Construcción Industrializada, que comparte con otras dos empresas nacionales del sector: Modelical (digitalización de la construcción) y Pesudo Grupo (light steel frame y fachadas). Dentro de este espacio, TPC ofrece a los visitantes 4 modelos de baños industrializados (2 de ellos son similares a los que formarán parte de las viviendas de la promoción Distrito Zeta, desarrollada por Urbania en Málaga) producidos en la fábrica de la compañía, en tan solo 2 semanas, para acercar a los visitantes de la feria todas las ventajas de la industrialización frente al modelo tradicional.